Please follow and like us:

Te han dicho alguna vez que te pongas derecho? o te han regañado por estar encorvado en una cena familiar? Puede que este comentario resulte molesto, pero quien lo diga está en lo cierto, tu postura: la manera en que sostienes el cuerpo al estar sentado juega un papel determinante en tu salud.

No debería ser ninguna sorpresa que la postura puede afectar la forma en la que se digieren los alimentos. Después de todo, la postura determina la facilidad con que la sangre puede fluir alrededor del cuerpo, la digestión requiere un correcto flujo de sangre el intestino ya que la circulación intestinal cumple dos funciones básicas; la primera proveer oxígeno a los tejidos y la segunda transferir los nutrientes absorbidos al resto del cuerpo.

Cuando hablamos de adquirir una buena postura cuando te sientas a la mesa no te estamos hablando de sentarte de acuerdo con los estándares de la etiqueta más estricta. Solo significa mantener tu cuerpo de una manera congruente con los procesos fisiológicos básicos, sentarte a la mesa encorvado comprimiendo la cavidad abdominal y con la pelvis en retroversión tiene pésimas consecuencias para el proceso digestivo: obstaculiza el flujo sanguíneo, añade presión al diafragma y al estómago, provoca que los ácidos estomacales suban hacia el esofago ocasionando acidez estomacal o reflujo gastroesofágico y además el tránsito del intestino grueso se verá ralentizado provocando estreñimiento.

Así que en estas fiestas cuando te sientes a la mesa te proponemos poner atención en tu postura: apoya tus isquiones en la silla, alarga tu coronilla hacia el cielo separando el espacio entre las costillas y las caderas, apoya suavemente tus escápulas al respaldo de la silla y apoya los antebrazos en la mesa dejando los codos a los lados de tu cuerpo, elevar los codos a los lados o apoyarlos sobre la mesa además de ser de mala educación, provoca que la espalda se encorve y el pecho se hunda. Una postura erguida dará más espacio a los órganos internos tanto de la cavidad torácica como abdominal y si tienen suficiente espacio funcionarán mejor.

     Pero mantener una buena postura no es suficiente. Poner los músculos y las articulaciones en movimiento y estimular la circulación es extremadamente importante para completar una correcta digestión, así que después del festín desperézate, es un buen momento para tener un detalle con quien preparó la comida, ayuda a recoger la mesa y después propón dar una caminata corta y agradable, sigue estos consejos y come y bebe con moderación y veras como el 2019 te pilla saludable y cargado de buena energía.

Felices fiestas